viernes, 19 de julio de 2024

Ecumenismo, guerra de Ucrania, y cuatro Obispos en Kiev (3/3)

Nunca en su historia milenaria el atormentado mundo de los cristianos ortodoxos orientales ha conocido una crisis tan grave como la actual, caracterizada por un enfrentamiento tan grave entre Bartolomé, Patriarca de Constantinopla, partidario de Biden, y Cirilo, Patriarca de Moscú, partidario de Putin, en una guerra fratricida en Ucrania, que ve el asesinato recíproco de soldados ortodoxos, los unos por Cirilo, los otros por Bartolomé. [En la imagen: Patriarca Bartolomé de Constantinopla, y Patriarca Cirilo de Moscú].

jueves, 18 de julio de 2024

Ecumenismo, guerra de Ucrania, y cuatro Obispos en Kiev (2/3)

Los cristianos plenamente cristianos en plena comunión con la Iglesia y con el Papa, los católicos, deben llamar a todos según el modelo de la parábola de los invitados a bodas, a la plena comunión con la Iglesia a los hermanos separados pertenecientes a comunidades e Iglesias imperfectas e incompletas, aunque ya en posesión de algunas o de muchas verdades salvíficas, a fin de que, habiendo reconocido y abandonado sus errores, quitados los obstáculos, colmadas las lagunas y habiendo reparado sus carencias doctrinales, abracen la plenitud de las verdades salvíficas conservada y poseída solamente por la Iglesia católica guiada por el Romano Pontífice. [En la imagen: una escena del encuentro los días 4 y 5 de enero de 1964, en Jerusalén, entre el papa san Paulo VI y el patriarca ortodoxo griego Atenágoras I, el primer encuentro de católicos y ortodoxos desde 1439].

miércoles, 17 de julio de 2024

Ecumenismo, guerra de Ucrania y cuatro Obispos en Kiev (1/3)

Son muy pocos los cristianos que hoy alcanzan a darse cuenta de que una de las causas, aunque no la única ni la principal, de la actual guerra en Ucrania, es el trágico fracaso de un modo de practicar el ecumenismo que no es el efecto de una sincera voluntad de verdad y de unión en las partes involucradas, individuos y comunidades, sino de oportunismos, frases retóricas y de circunstancia, equilibrismos engañosos, tergiversaciones, giros de palabras, subterfugios, culpables silencios y reticencias, interesados estancamientos, falta de iniciativa y de coraje. [En la imagen: monseñor Sviatoslav Shevchuk, patriarca Filarete, patriarca Epifanio, y patriarca Onufrij].

martes, 16 de julio de 2024

La más urgente obra católica en el tiempo presente

Es necesario que nosotros, los católicos, que queremos realizar sinceramente todo lo que este nombre santo significa, en sincera comunión entre nosotros, en espíritu de sinodalidad, en la plena comunión con el Papa, en la libertad y parresia de los hijos de Dios, en escucha de los impulsos del Espíritu Santo, hagamos plena obra católica al llamar a nosotros y a la plena y sincera comunión con nosotros y con la Iglesia, a nuestros hermanos cismáticos, sean reconocidos o no sean reconocidos como tales, ya sean ellos indietristas o modernistas, lefebvrianos o rahnerianos, en torno a esa unidad de fe y de disciplina que solo puede ser asegurada por la fidelidad al Magisterio viviente de la Iglesia, una, santa, católica y apostólica.

lunes, 15 de julio de 2024

La complejidad del actual modernismo en la Iglesia (2/2)

El tema de la relación entre verdad y libertad es importantísimo, y ha sido tocado por nuestro Señor Jesucristo. Es un tema que, por desgracia, el pensamiento idealista ha invertido al hacer depender, como en Heidegger, la verdad de la libertad. Es la postura típica del voluntarismo, que en lugar de conducir a la libertad hace la apología de la violencia y del abuso. [En la imagen: fotografía del papa Francisco y el padre Timothy Radcliffe OP, durante la primera sesión de la Asamblea del Sínodo de los Obispos, en octubre de 2023, Ciudad del Vaticano].

domingo, 14 de julio de 2024

La complejidad del actual modernismo en la Iglesia (1/2)

A menudo suele decirse que hoy el modernismo ha penetrado extensamente en el seno de la Iglesia. Es cierto; es el "humo de Satanás" al cual se refería el papa san Paulo VI. Sin embargo, la realidad del modernismo presente hoy en la Iglesia no es una entidad unívoca, sino compleja, multiforme, frecuentemente contradictoria, y admitiendo en sí diversidad de matices y de grados en sus errores y en la gravedad de sus errores. Hay modernismos extremos y modernismos moderados. Analizamos en este artículo una de las actuales manifestaciones del modernismo moderado. [En la imagen: fotografía del padre Timothy Radcliffe OP, durante la primera sesión de la Asamblea del Sínodo de Obispos, octubre de 2023, Ciudad del Vaticano].

sábado, 13 de julio de 2024

La Virgen María como modelo de la Iglesia y de la mujer (2/)

Es interesante la doctrina del Magisterio pontificio (preconciliar) acerca de la diversidad-reciprocidad espiritual entre varón y mujer, que no afecta en absoluto a la sustancial igualdad, sino al contrario, la expresa bajo dos modalidades diferentes y recíprocamente complementarias. Ella debe tener una base en el alma misma del varón y de la mujer. Pero tal doctrina pone también las premisas para una reciprocidad entre varón y mujer no sólo sobre el plano natural, social, civil y cultural, sino también sobre el plano sobrenatural y eclesial, como enseñará luego el Magisterio pontificio (postconciliar). [En la imagen: Virgen María con el Niño, entronizados con Santos, témpera y oro sobre tabla, de 1504-1505, obra de Rafael Sanzio, Museo Metropolitano de Arte, New York].

viernes, 12 de julio de 2024

El papa Francisco: un jesuita franciscano

A muchos fieles católicos les cuesta entender el pontificado de Francisco, incluso después de once años de su inicio. Si bien entender el modo de ser Papa de Francisco no es del todo fácil, ciertamente no es imposible. Tal vez esta reflexión ayude a quienes, con buena voluntad, no cejan en tratar de comprender las raíces, las inspiraciones, las razones y los motivos, que animan sus enseñanzas y sus acciones. Podríamos decirlo en dos palabras: el papa Francisco es, de un modo singular e inédito, un jesuita franciscano. Trataré de explicarlo.

jueves, 11 de julio de 2024

Concepto tomista de la historia (2/2)

El propio santo Tomás de Aquino vivió profundamente en su personal vida espiritual y en su actividad académica esa concepción progresista y profética de la historia, que es típica del cristianismo, operando en la historia de la teología ese tan necesario cambio o giro epocal que ha consistido en la obra de completar a Platón con Aristóteles en la interpretación de la divina Revelación, con la ventaja para nosotros de hacernos comprender mejor el sentido de la Palabra de Dios y el significado cristiano del sentido de la historia. [En la imagen: fragmento de "El Juicio Universal", un fresco de 1614, obra de Giovanni Mauro della Rovere, il Fiammenghino, conservado y expuesto en la Basílica de San Gaudenzio, de Novara, Italia].

miércoles, 10 de julio de 2024

Concepto tomista de la historia (1/2)

La historia en sentido teológico, en cuanto historiografía, es la narración de la obra de la Providencia divina en el tiempo en favor del hombre, o bien es la historia en cuanto está guiada por Dios que guía la acción humana y es el mismo obrar divino de hecho y en el tiempo junto con la respectiva reacción humana, favorable bajo el impulso del Espíritu Santo, o contraria del hombre y de las fuerzas demoníacas. [En la imagen: fragmento de "El Juicio Final", fresco de 1306, que forma parte del Ciclo sobre la Vida de Cristo, pintado por Giotto di Bondone, en la Cappella degli Scrovegni, Padua, Italia].

martes, 9 de julio de 2024

Un modelo para todos en la Iglesia: los maritainianos

Después de la interpretación del Concilio Vaticano II dada por los Romanos Pontífices del postconcilio, Jacques Maritain debe ser considerado el mejor y más cualificado intérprete de la obra del Concilio. Y por ende, quien hoy quiera estar seguro de llevar adelante la reforma conciliar según la mente de los Papas del postconcilio, debe inspirarse en Maritain y en los maritainianos. [En la imagen: Jacques Maritain y Raissa Maritain].

lunes, 8 de julio de 2024

Indietristas

Por parte de nuestros Hermanos cristianos separados ya no existe hoy ese desprecio y ese odio hacia el Papa, que existieron en tiempos pasados. En cambio, paradójicamente y dolorosamente, debemos notar un rencor hacia el Papa incluso proveniente de ciertos sectores de la Iglesia, que el papa Francisco llama "indietristas". Emergiendo de esos sectores, el caso Viganò no es más que un caso entre muchos, un doloroso, trágico y escandaloso signo de la confusión que en la Iglesia crea el Maligno espíritu de la mentira.

domingo, 7 de julio de 2024

La Virgen María como modelo de la Iglesia y de la mujer (1/)

María, entre todas las creaturas, es aquella que más se asemeja a nuestro Señor Jesucristo, pero al mismo tiempo es aquella que más asume el camino del hombre hacia Cristo. Como hubo de decir el papa san Paulo VI, María es la más cercana a Dios y al mismo tiempo es la más cercana a nosotros. Ella indudablemente, en cuanto creatura está más en la parte nuestra que en la parte de Dios, aún cuando emerge entre todas las creaturas por su participación en el orden hipostático en cuanto Madre de Dios. [En la imagen: fragmento del mosaico "Maria Mater Ecclesiae", con María y el Niño, en una fachada del Palacio Apostólico, visto desde la Plaza de San Pedro, con el subtítulo: "Totus tuus" y el escudo de san Juan Pablo II].

sábado, 6 de julio de 2024

Sobre la interpretación del Concilio Vaticano II (3/3)

La interpretación católica del Concilio Vaticano II la han enseñado los Papas del postconcilio, y ha sido descripta por Benedicto XVI con una fórmula que se ha convertido en célebre: "continuidad en la reforma" o bien "novedad en la continuidad": por un lado, novedad, que quiere decir progreso, por cuanto se refiere al avance en el conocimiento de los datos de la fe; por otro lado, reforma, por cuanto se refiere a las costumbres y a la conducta del católico. El primer término se refiere al aspecto doctrinal; el segundo, al aspecto moral-pastoral. Y además, continuidad, por cuanto se refiere a la inmutabilidad del dogma. [En la imagen: la multitud fuera de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, aguardando la procesión inaugural de la primera sesión del Concilio Vaticano II].

viernes, 5 de julio de 2024

Sobre la interpretación del Concilio Vaticano II (2/3)

Habiendo ya indicado que existen tres interpretaciones del Concilio Vaticano II, examinaremos hoy sumariamente la interpretación que los lefebvrianos le dan al Concilio, para luego pasar a considerar la interpretación que del Concilio dan los modernistas, particularmente lo rahnerianos. Entrambas, la lefebvriana, y la modernista, son falsas interpretaciones del Vaticano II. En uno como en otro caso, se interpreta mal al Concilio, casi como si el Concilio fuera connivente con el neomodernismo. Aquí está todo el nudo de la cuestión. Es necesario y urgente, como nos dicen los Papas desde hace sesenta años, interpretar rectamente el Concilio, no a la manera de los modernistas y de los lefebvrianos, sino como lo entiende el Magisterio, el cual se ha expresado de muchos modos, ya sea condenando expresiones equivocadas, ya sea dándonos preciosas indicaciones hermenéuticas contenidas en numerosos documentos, comenzando por el Catecismo de la Iglesia Católica o por el Código de Derecho Canónico o por el comentario al Credo de san Paulo VI o por la Catequesis sobre el Credo de san Juan Pablo II. [En la imagen: varios sacerdotes de diferentes ritos e iglesias cristianas asistentes al Concilio Vaticano II charlan en la Plaza de San Pedro, fuera de sesión conciliar].

jueves, 4 de julio de 2024

Sobre la interpretación del Concilio Vaticano II (1/3)

Si los Romanos Pontífices nos aseguran de la existencia de la continuidad entre las doctrinas del Concilio Vaticano II y las del Magisterio precedente, ¿puede un católico pensar que ellos se equivocan o que quieran engañarnos? ¿O no es más cónsono a la fe católica esforzarse por demostrar tal continuidad a quien tiene dificultad para comprenderla? Pues bien, el propósito de esta serie de artículos es precisamente demostrar tal continuidad, que no está en absoluto perturbada o contradicha, sino confirmada y consolidada por el elemento innovativo y progresista. [En la imagen: fotografía del papa san Juan XXIII, en la Plaza de San Pedro, el 11 de octubre de 1962, en la solemne inauguración de la primera sesión del Concilio Vaticano II].

miércoles, 3 de julio de 2024

El Papa: servidor de la unidad de los cristianos

"El Obispo de Roma" es un documento del Dicasterio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, que recoge el fruto de los diálogos ecuménicos sobre el ministerio del Papa en respuesta a la invitación formulada hace casi treinta años por san Juan Pablo II tras los pasos dados desde el Concilio Vaticano II. En el respeto a los valores de la jerarquía apostólica ("Apacienta mis corderos", Jn 21,15) y de la fraternidad cristiana ("Uno solo es vuestro Maestro y todos vosotros sois hermanos", Mt 23,8), se trata de buscar una forma de ejercicio del primado que sea compartida por aquellas comunidades que vivieron en plena comunión en siglos precedentes.

martes, 2 de julio de 2024

La nueva exégesis del relato del sacrificio de Abraham (2/2)

La interpretación de un texto de la Sagrada Escritura madura en el tiempo y está sujeta también a correcciones, las cuales, sin embargo, lejos de cambiar las verdades reveladas, nos las hacen conocer cada vez mejor. En esto, naturalmente, excluimos las interpretaciones oficiales del Magisterio de la Iglesia, las cuales son vinculantes, sino que me refiero a las interpretaciones de los exegetas, las cuales, por muy autorizadas y de larga duración que hayan podido ser, pueden también ser falibles y, por tanto, pueden ser corregidas por una exégesis mejor. [En la imagen: fragmento de "El sacrificio de Abraham", óleo sobre lienzo del siglo XVII, de autor anónimo, perteneciente a una colección privada].

lunes, 1 de julio de 2024

La nueva exégesis del relato del sacrificio de Abraham (1/2)

Desde hace ocho siglos los Papas recomiendan la metafísica de santo Tomás de Aquino, precisamente a fin de recordar a los exegetas que, para poder interpretar sin error la Sagrada Escritura, hace falta una preparación metafísica. [En la imagen: fragmento de "Abraham e Isaac camino del sacrificio", óleo sobre lienzo del siglo XVII, obra de Pedro de Orrente, conservado y expuesto en el Museo Nacional del Prado, Madrid, España].

domingo, 30 de junio de 2024

La Santísima Virgen María y los ángeles

María es la más santa de todas las creaturas humanas y de los mismos ángeles. Por eso Ella es mediadora de todas las gracias y modelo de toda forma y grado de santidad, Omnipotentia supplex, mientras que cualquier otro santo o ángel es modelo e intercesor solo en un particular ámbito o campo de la vida cristiana, correspondiente a los dones y a las virtudes propios de aquel ángel o de aquel santo. También los ángeles son mediadores de salvación, a las órdenes de la Santísima Trinidad y, subordinadamente, de María. [En la imagen: fragmento de "Virgen de los Ángeles", témpera y pan de oro sobre madera, de alrededor de 1385, obra de Pere Serra, conservada y expuesta en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona, España].

sábado, 29 de junio de 2024

Sexualidad cristiana: entre Freud y Orígenes (5/5)

La ética y la pastoral preconciliar, tan concentradas como estaban de manera exorbitante en torno al pecado sexual en detrimento de otros pecados más graves, han sido superadas por la pastoral del Concilio Vaticano II, que ha repristinado el antiguo equilibrio ya bien conocido por los moralistas y los pastores más sabios. No es la castidad sino la caridad la meta última y la suma virtud del cristiano. [En la imagen: fragmento de "Cantar de los Cantares 8,6: Grábame como un sello sobre tu corazón", témpera de Daniella Fabbri].

viernes, 28 de junio de 2024

Sexualidad cristiana: entre Freud y Orígenes (4/5)

Vivimos hoy en una Iglesia que, entre muchos obstáculos y dificultades, está trabajando denodadamente por la aplicación de las directrices pastorales del Concilio Vaticano II y por la recepción de sus nuevas doctrinas. Entre los problemas afrontados y ya resueltos está el de la ética sexual, que ha abandonado un planteamiento demasiado rígido y pesimista respecto al sexo, anterior al Concilio, para así desplazar la orientación desde el enfoque anterior cercano a Platón a un nuevo enfoque más cercano a Aristóteles y a santo Tomás de Aquino, vale decir, a una visión del sexo más respetuosa de su dignidad, sin abandonar con ello la consideración de las deficiencias consecuentes al pecado original y, por tanto, reafirmando el aspecto ascético de la ética sexual y confirmando así el valor de la castidad consagrada. [En la imagen: fragmento de "Cantar de los Cantares 3,3: ¿Han visto al amado de mi alma?", témpera de Daniella Fabbri].

jueves, 27 de junio de 2024

Cómo ha nacido el Concilio Vaticano II

Con esta serie de notas que desde semanas recientes venimos publicando, dedicadas a la interpretación del Concilio Vaticano II, se trata de dar una modesta pero sincera contribución para poner en luz, en fidelidad al Magisterio de la Iglesia y a los buenos teólogos, la preciosidad de las enseñanzas conciliares y, en particular, la verdadera y benéfica novedad de sus enseñanzas doctrinales en la continuidad con la tradición, porque ésta me parece hoy la mayor exigencia relativa a la exégesis de los textos del magno Concilio de nuestro tiempo.

miércoles, 26 de junio de 2024

Sexualidad cristiana: entre Freud y Orígenes (3/5)

La concepción de la virginidad, que era tradicional en la espiritualidad cristiana y no cristiana, como integridad corpórea, como cuerpo que sigue intacto o inmune al contacto sexual y puro de aquella que se consideraba como la suciedad del acto sexual, y en consecuencia la visión del acto sexual como violación de esta integridad corpórea, es una concepción indudablemente ligada al platonismo, que no tiene en cuenta el hecho de que el ejercicio de una actividad natural es el acto de una potencia y por lo tanto no implica ninguna corrupción, ninguna violación, ninguna contaminación, ninguna polución del cuerpo al que se aplica dicho acto, sino al contrario, actúa la disposición de ese cuerpo a recibir el acto. [En la imagen: fragmento de "El cumpleaños", óleo de 1915, obra de Marc Chagall, conservada y expuesta en el Museo de Arte Moderno, New York, USA].

martes, 25 de junio de 2024

Sexualidad cristiana: entre Freud y Orígenes (2/5)

Después del Concilio Vaticano II y de las enseñanzas de san Juan Pablo II, el católico sabe que la castidad ya no es el simple autocontrol del individuo sobre sí mismo, sino relación de amor entre varón y mujer. Si Orígenes querría una humanidad asexuada y Freud transforma la sociedad civil en un burdel legalizado, el católico no quiere otra cosa que lo que quiere Dios creador y beatificador del varón y de la mujer: que el varón y la mujer se amen recíprocamente, nada más y nada menos. No es otra cosa, en el fondo, que lo que dice el antifeminista san Pablo: "por supuesto que para el Señor, la mujer no existe sin el hombre ni el hombre sin la mujer" (1 Cor 11,11). [En la imagen: fragmento de "Hombre y Mujer I", litografía, coloreada, obra de 1905 de Edvard Munch, conservada y expuesta en el Museo Munch, Oslo, Noruega].

lunes, 24 de junio de 2024

El caminar de la Iglesia a sesenta años del Vaticano II

Guiada por el Espíritu Santo, la Iglesia marcha hacia adelante, no hacia atrás, puesta su esperanza en el encuentro definitivo con Nuestro Señor. Es el Espíritu del Señor el que hace que la Iglesia progrese en el conocimiento y en la caridad, hacia la Verdad completa y el Amor perfecto, sin conformarse a lo que es falso en el progreso del mundo, como quisieran los modernistas, y sin timoratas y nostálgicas vueltas al pasado, como quisieran los pasadistas. En este peregrinar, el Concilio Vaticano II constituye un providencial impulso hacia adelante que hoy, a sesenta años de su finalización, todavía continúa siendo malentendido por los unos y por los otros, no obstante las claras enseñanzas del propio Concilio y de los Pontífices del postconcilio. El caso Viganò es un signo impresionante y dramático de que todavía no hemos logrado hacer la paz entre nosotros. [En la imagen: fragmento de la imagen del Papa Gregorio I con una paloma; representado en un vitraux en la iglesia de San Miguel y Todos los Ángeles, en Brinkworth, Wiltshire, Inglaterra].

domingo, 23 de junio de 2024

Sexualidad cristiana: entre Freud y Orígenes (1/5)

En la moral pre-conciliar, la excesiva y a veces obsesiva concentración de la atención en torno al sexo, no servía para crear serenidad, sino que fomentaba los miedos, las timideces, la desconfianza entre los sexos, los escrúpulos, la repugnancia por los actos sexuales, incluso las neurosis, de las cuales luego debía ocuparse el psiquiatra, con frecuencia freudiano, de modo que el sujeto pasaba de la sartén a las brasas, dando rienda suelta a la lujuria o quitando todos los frenos morales, con el pretexto de evitar la "frustración" y la "represión". El significado unitivo del acto sexual y, por lo tanto, la legitimidad de un acto sexual no procreativo, pero que fuera solo expresión del amor, era totalmente ignorado. [En la imagen: fragmento de "Desapego", litografía, coloreada, obra de 1896 de Edvard Munch, conservada y expuesta en el Museo Munch, Oslo, Noruega].

sábado, 22 de junio de 2024

La belleza de María. Tota pulchra, es

La belleza de la Santísima Virgen María es modelo también para las mujeres que en esta vida son feas, a fin de que puedan embellecerse y no descuidar su decencia física. Así como María se inclina misericordiosamente no solo sobre los feos para embellecerlos, también, y de hecho aún más, se inclina sobre todos los míseros para levantarlos, sobre los pobres para enriquecerlos, sobre los que sufren para hacerlos gozar, sobre los necesitados para satisfacerlos, sobre los oprimidos para liberarlos, sobre los defectuosos para corregirlos, sobre los rebeldes para amonestarlos, sobre los pecadores para convertirlos, sobre los ciegos para iluminarlos, sobre los dudosos para aconsejarlos, sobre los débiles para defenderlos, sobre los humillados para compensarlos, sobre los enfermos para curarlos, sobre los afligidos para consolarlos, y nos recuerda que la verdadera e importante belleza no es tanto la del cuerpo, sino la del espíritu y la de la santidad. [En la imagen: detalle de "Madonna di Loreto", óleo sobre tela, de 1604-1606, obra de Michelangelo Merisi da Caravaggio, conservado y expuesto en la Basílica de San Agustín en Campo Marzio, Roma, Italia].

viernes, 21 de junio de 2024

El Dios del Amor no puede querer el asesinato del inocente (2/2)

No podemos imaginarnos al papa Francisco, quien sabemos es tan hostil a un tradicionalismo superado, tan insistente en la defensa de la vida inocente, tan contrario a un Dios que mande asesinar, tan comprensivo hacia la falibilidad humana, tan respetuoso de la buena fe del pecador y de la libertad religiosa, que pueda ser favorable a la imagen arcaica semipagana, que hoy parece inadmisible, de un Dios que ordena a un padre sacrificar a su propio hijo, salvo para luego desmentirse para ordenarle no hacerlo. [En la imagen: detalle de "El sacrificio de Isaac", óleo sobre lienzo, 1849, obra de Gerhardt Wilhelm von Reutern, conservado y expuesto en el Museo de arte regional de Chernihiv, Ucrania].

jueves, 20 de junio de 2024

El Dios del Amor no puede querer el asesinato del inocente (1/2)

Decir que Dios es omnipotente no quiere decir que pueda llamar bien al mal u ordenar o cometer pecados o decir falsedad o hacer cosas absurdas o imposibles o cambiar de identidad o recompensar a los malvados y castigar a los buenos. Estas eran las ideas de Guillermo de Ockham, que de algún modo también se encuentran en el Corán. Pero este no es ciertamente el Dios de la razón y de la fe. Ciertamente no es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Este es el parto monstruoso de una fantasía enferma y malévola. [En la imagen: fragmento de "El sacrificio de Isaac", óleo sobre lienzo, de alrededor de 1616, obra de Pedro Orrente, conservado y expuesto en el Museo de Bellas Artes de Bilbao].

miércoles, 19 de junio de 2024

El espíritu del Concilio Vaticano II (2/2)

En el auténtico fiel católico no debe habitar ni siquiera una mínima depreciación del gran advenimiento del Concilio Vaticano II, don preciosísimo de la divina Providencia para nuestro tiempo. Más allá de sus defectos pastorales -los cuales son indudablemente inevitables en el aspecto humano de la Iglesia- el Concilio nos ofrece un avance en el conocimiento del misterio del hombre, de Cristo y de la Iglesia, y nuevas directivas pastorales más adecuadas a la reconciliación ecuménica de los cristianos y a la obra de evangelización del mundo moderno. [En la imagen: fotografía de una escena en la Plaza San Pedro durante la apertura de la segunda sesión del Concilio Vaticano II, el 29 de septiembre de 1963].

martes, 18 de junio de 2024

El espíritu del Concilio Vaticano II (1/2)

Ciertamente, de la expresión "espíritu del Concilio", se ha abusado para difundir interpretaciones arbitrarias del Concilio Vaticano II, que no responden ni a las enseñanzas de los Padres conciliares en los textos finales ni a las aclaraciones que en estas últimas seis décadas han realizado todos los Romanos Pontífices del post-concilio. [En la imagen: fotografía de una escena durante la solemne inauguración, en la Plaza de San Pedro, del Concilio Vaticano II, el 11 de octubre de 1962, que señaló la apertura de la primera sesión].

lunes, 17 de junio de 2024

La crisis del intelectual en nuestros tiempos (5/)

El estado de vida que, a nivel humano, es el más favorable para la vida intelectual, es el estado religioso o de perfección. Es llamado "estado religioso", porque en él la persona está empeñada al máximo en su "religere" o vincularse o referirse a sí misma a Dios, mediante la actuación de normas de vida (los votos de pobreza, castidad y obediencia) particularmente adecuados al propósito. Es llamado "estado de perfección", porque se propone aquella perfección de vida aconsejada por Cristo, a la cual se refería cuando, según el relato evangélico, dijo al joven rico, que ya cumplía los preceptos de la común justicia humana: "si quieres ser perfecto, ve, vende lo que posees y dalo a los pobres, luego ven y sígueme, tomando la cruz". [En la imagen: fragmento de "Heráclito y Demócrito", óleo sobre lienzo de la primera mitad del siglo XVII, obra de Nicolaes Eliasz Pickenoy].

domingo, 16 de junio de 2024

Dios no es ambiguo y no quiere un sacrificio humano (2/2)

Ciertamente no es convincente la tesis tradicional, según la cual Dios habría querido verdaderamente el sacrificio de Isaac. Es verdad que estas son las palabras textuales de la Sagrada Biblia, pero una sana exégesis histórico-crítica, basada en una sana teología natural (teología filosófica o teodicea), nos obliga a renunciar a una interpretación literal, aunque de larguísima duración, para evitar presentar a un Dios que quiere un sacrificio humano, cosa que hoy más que nunca repugna a nuestra sensibilidad teológica y a nuestra misma fe. [En la imagen: fragmento de "El sacrificio de Isaac", óleo sobre lienzo del silo XVII, obra de Giordano Luca, conservado y expuesto en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, España].

sábado, 15 de junio de 2024

Dios no es ambiguo y no quiere un sacrificio humano (1/2)

En el mandato dado a Abraham (del libro del Génesis capítulo 22), no podemos admitir en absoluto que Dios se haya expresado de manera ambigua, porque si hay un Ser que se expresa con inequívoca claridad y precisión de significado, este es precisamente Dios, dado que Dios es la Verdad subsistente y el principio de toda honestidad y lealtad del lenguaje, prohibiendo formalmente en Cristo mezclar el sí y el no. El Dios ambiguo no es en absoluto el Dios bíblico, sino más bien el Dios de Hegel o tal vez lo sea también el de Lutero, el cual es el Dios de la contradicción y de lo contradictorio, que quiere a la vez lo verdadero y lo falso, el bien y el mal, la justicia y el pecado. [En la imagen: fragmento del mosaico en el tímpano izquierdo del presbiterio de la Iglesia de San Vitale, en Ravenna, Itala, representando a Abraham recibiendo a los tres ángeles bajo el roble, en Mambré, y a punto de sacrificar a Isaac. En el sacrificio, el carnero vuelve la cabeza hacia Abraham, y la mano de Dios aparece entre las nubes mientras Isaac espera sobre el altar].

viernes, 14 de junio de 2024

La Vida eterna

La Vida eterna inicia ya desde esta tierra, en nuestra vida de peregrinos, con la posesión de la gracia santificante y el ejercicio de las virtudes cristianas, y normalmente esta vida sobrenatural crece hasta alcanzar el culmen precisamente en la visión beatífica. Por tanto, es posible hacernos alguna idea de esta gloria, que nos espera desde la vida presente reflexionando sobre una experiencia cristiana auténtica, convencida, fervorosa y rica en buenas obras. [En la imagen: fragmento de "Sol naciente", óleo sobre lienzo de 1872, obra de Claude Monet, conservada y expuesta en el Musée Marmottan Monet, París, Francia, Francia].

jueves, 13 de junio de 2024

Las vías para llegar al conocimiento del espíritu (4/4)

De lo que hoy se tiene carencia es de un verdadero discurso filosófico sobre el espíritu. La psicología ha perdido su articulación sapiencial y su apertura a los valores morales, para ser invadida por orientaciones sociológicas, politizantes, sensualistas, empiristas y materialistas, que la restringen a la vida en el horizonte terreno, apagan la interioridad proyectando hacia el exteriorismo, sin perspectivas trascendentes y sin apertura al absoluto divino. Y esto no es evasión hacia abstraccionismos que están lejos de la realidad concreta de la vida cotidiana del hombre y del cristiano, porque esta falta del discurso sobre el espíritu tiene hoy sus manifestaciones concretas en la moral y hasta en la liturgia cristiana, siendo ella fuente y cumbre de la vida cristina. [En la imagen: los famosos Querubines, detalle de la "Madonna con el Niño", óleo sobre lienzo pintado aproximadamente entre 1513 y 1514, obra de Rafal Sanzio, que se conserva en la Gemäldegalerie Alte Meister de Dresde, Alemania].

miércoles, 12 de junio de 2024

Las vías para llegar al conocimiento del espíritu (3/4)

La Sagrada Escritura representa al espíritu, en particular al Espíritu de Dios o enviado por Dios, ese Espíritu que en el Nuevo Testamento aparecerá como Persona divina, con algunas imágenes: el viento o soplo, impulso imprevisible e invisible, a veces arrastrante, a veces brisa ligera, de desconocido origen y dirección; el fuego o la lengua de fuego, fuerza que calienta y quema los residuos; el agua o el rocío o la fuente de agua, elemento fecundador, saciante y purificante; la paloma, viviente alado con fama de ser simple e inocente, blanco para representar la pureza o la blancura de la verdad, fiel en el amor. [En la imagen: fragmento de "Jesús y la samaritana en el pozo", óleo sobre lienzo, producido hacia 1640-1641, obra de Giovanni Francesco Barbieri, Il Guercino, conservado y expuesto en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid, España].

martes, 11 de junio de 2024

Las vías para llegar al conocimiento del espíritu (2/4)

Es curioso cómo en Platón y en el neoplatonismo, y subsecuente asunción por pensadores heterodoxos del primer cristianismo, como es el caso de Orígenes y Evagrio Póntico, el cuerpo sea visto como enemigo del espíritu, pero al mismo tiempo como grado inferior, imitación, sombra del espíritu. Esto hace, ciertamente, que el platonismo, como ha sucedido varias veces en la historia de la filosofía, pueda recibir también una interpretación sensualista y hedonista. [En la imagen: detalle de un dibujo sobre el funcionamiento cerebral, en un manuscrito del libro De Anima, de Aristóteles, apuntado por Johann Lindner de Mönchburg, ss.XV-XVI].

lunes, 10 de junio de 2024

Las vías para llegar al conocimiento del espíritu (1/4)

La demostración de la existencia del alma humana, en cuanto eficaz preámbulo a la fe, o sea en cuanto umbral a la obra de evangelización, que es lo que interesa, precisa hoy no limitarse a exposiciones y fórmulas escolásticas que son perfectas y útiles para entendernos entre filósofos realistas y cristianos, pero que son absolutamente incapaces de convertirse en verdaderos argumentos de persuasión para un mundo alejado de Dios, que necesita ser escuchado en sus a menudo inexpresadas instancias. [En la imagen: ciervo bebiendo en un río del jardín del Edén, fragmento de un mosaico, en la Basílica Superior de San Clemente Laterano, en Roma, Italia].

domingo, 9 de junio de 2024

María, ministra de la Providencia

Si el ser María Madre de Dios es un misterio de fe que no ahorra las dificultades para nuestra razón, el ser María Madre de la Iglesia es un misterio no menos arduo para los límites de nuestra humana capacidad de comprensión e imaginación. De hecho, ¿cómo  imaginar el ministerio de salvación de una creatura, por muy nobilísima que sea, como María, que se ocupe de la salvación de toda la humanidad en una relación personal y directa con las individuales personas? [En la imagen: Nuestra Señora de la Divina Providencia, en su imagen original -1920- del altar de la Iglesia Catedral de San Juan de Puerto Rico, coronada en 1976].

sábado, 8 de junio de 2024

Sesenta años después (2/2)

Nosotros, en cuanto fieles católicos, debemos firmemente creer que las relaciones de fuerza en todos los Concilios no deben ser nunca parangonadas a cuanto ocurre en el campo político. En efecto, también después de momentos dramáticos en los cuales todo parece estar en juego, cuando luego se trata de llegar a las decisiones finales, debemos recordar, como fieles creyentes, que las mencionadas relaciones están gobernadas y moderadas por la superior inspiración del Espíritu Santo. [En la imagen: una fotografía de los Padres conciliares en la Plaza de San Pedro, a la salida de una de las sesiones del Concilio Vaticano II].

viernes, 7 de junio de 2024

Sesenta años después (1/2)

El año próximo, más precisamente el 8 de diciembre de 2025, se cumplirán sesenta años de la finalización del Concilio Vaticano II, y se habrán cumplido así sesenta años de post-concilio. Los historiadores probablemente opinen que todavía es demasiado pronto para ver siquiera en parte cumplidas las reformas y las esperanzas alentadas por la gran Asamblea Sinodal de nuestro tiempo, pero el hecho es que, para nosotros, pasajeras creaturas humanas, el usual curso de dos generaciones ya significa mucho tiempo. Aún así, a pesar de las seis décadas transcurridas, todavía sigue siendo arduo para algunos comprender que el único modo de ver el Concilio, la única exégesis válida para los católicos es la de la "continuidad en la reforma", como lo expresó explícitamente Benedicto XVI y nos lo han enseñado implícitamente todos los Papas del post-concilio hasta el Papa actual. [En la imagen: una de las sesiones públicas del Concilio Vaticano II].

jueves, 6 de junio de 2024

La crisis del intelectual en nuestros tiempos (4/)

Invito al lector a retomar nuestra serie de temas de perfil sociológico-teológico acerca de la que hemos descripto como crisis del intelectual en nuestros tiempos. Había publicado tres notas hace un par de años, y ahora retomo las reflexiones. Ya había previsto que esta serie de notas sería algo larga, y con publicaciones esporádicas. De hecho, no me había puesto plazos para la tarea de repasar mis viejos borradores, corregirlos, actualizarlos y publicarlos; pero, a fin de que no nos olvidemos de esta tarea, he aquí la cuarta entrega (y cito aquí los enlaces de las dos anteriores: el de la primera, el de la segunda y el de la tercera). [En la imagen: detalle de "La Escuela de Atenas", pintura al fresco, realizada entre 1510-1512, obra de Rafael Sanzio, Palacio Apostólico, Vaticano].

miércoles, 5 de junio de 2024

En el sacrificio de Abraham Dios no se contradice (3/3)

En el primer momento de la prueba, Dios se manifiesta permitiendo en la mente de Abraham una idea de la voluntad divina, que no corresponde a lo que Dios verdaderamente quería. ¿Cómo explicar esta intervención divina? ¿Dios ha engañado a Abraham? Sería impío el solo pensar en ello. Sino que Dios simplemente, considerando las consecuencias del pecado original, que hacen falible nuestro conocimiento, ha permitido que Abraham malinterpretara el mandato divino. [En la imagen: detalle de "El sacrificio de Isaac", óleo sobre lienzo del siglo XVII, obra de Philippe de Champaigne, perteneciente a una colección privada].

martes, 4 de junio de 2024

En el sacrificio de Abraham Dios no se contradice (2/3)

La materia que nos encontramos tratando es de libre discusión, aunque notoriamente exista una interpretación tradicional, que yo considero superada por la que he expuesto en mis artículos. Pero sobre esta materia no existe una interpretación vinculante por parte de la Iglesia, como existe para muchos otros pasajes de la Escritura. Por lo tanto, no es de extrañar que ella pueda ser superada por una interpretación vinculante, como en muchos otros pasajes de la Escritura, donde la interpretación del pasado ya no podría ser admitida. [En la imagen: detalle de "El sacrificio de Isaac", óleo sobre lienzo del siglo XVII o finales del siglo XVI, obra de Giuseppe Vermiglio, conservado y expuesto en el Palazzo Bianco, Génova, Italia].

lunes, 3 de junio de 2024

En el sacrificio de Abraham Dios no se contradice (1/3)

En este episodio de la vida de Abraham (Génesis cap.22), cuya exégesis tratamos de hacer, sale a la plena luz el problema del objeto de la fe, problema extremadamente actual, en la presente situación en la cual asistimos a concepciones contradictorias que se refieren al ser y al obrar de Dios, y por tanto al objeto de la fe. ¿Y cuál es el objeto de la fe? Evidentemente la verdad revelada por Dios. Sin embargo, los contrastes entre las religiones nos demuestran claramente que muchos fieles pueden estar en buena fe, aun teniendo concepciones opuestas de la divinidad. Aquí se funda el principio de la libertad religiosa. [En la imagen: fragmento de "El sacrificio de Isaac", óleo sobre lienzo, realizado en los años 1627-1628, obra de Domenico Zampieri El Domenichino, conservado y expuesto en el Museo Nacional del Prado, Madrid, España].

domingo, 2 de junio de 2024

Una interpretación buenista del Apocalipsis

Un intento de control a la manera del antiguo Index librorum prohibitorum, por parte de la Santa Sede, frente al actual tsunami ideológico en el interior de la Iglesia, es utópico y, además, ridículo y necio, y esto, en cierta proporción, explica la indefensión en la que en las últimas décadas han quedado los Romanos Pontífices ante lo que san Paulo VI llamó el "magisterio paralelo", el "humo de Satanás en el santuario". Sin embargo, me parece que lo mínimo que cabría esperar de la Sede Apostólica es que su propia librería editorial no contribuya, con sus propias publicaciones, a la difusión del error. [En la imagen: fragmento de "San Juan en la isla de Patmos", miniatura extractada del manuscrito iluminado sobre pergamino, del Libro de las Horas de Etienne Chevalier, tesorero del rey Carlos VII, obra de Jean Fouquet, realizada entre 1452 y 1460].

sábado, 1 de junio de 2024

El misterio de la resurrección del cuerpo (3/3)

El cuerpo masculino y femenino que conocemos ahora está lejanísimo de las características y funciones que serán propias del futuro cuerpo glorioso. De hecho, nosotros aquí conocemos un cuerpo necesitado de alimento y mantenimiento, porque está sujeto a la muerte; conocemos un sexo ordenado a la procreación, mientras que en el cielo no habrá procreación; conocemos un cuerpo continuamente necesitado de oxígeno, mientras que en el cielo ya no lo necesitará. [En la imagen: fragmento de "La resurrección de Lázaro", óleo sobre lienzo, de alrededor de 1675, obra de Luca Giordano, perteneciente a una colección privada].

viernes, 31 de mayo de 2024

El misterio de la resurrección del cuerpo (2/3)

Para que yo esté autorizado a actuar no es necesario alcanzar siempre una certeza objetiva absoluta, que a menudo se vuelve imposible, sino que es suficiente con la certeza subjetiva, siempre que tal conciencia sea en buena fe y no causada por mi voluntad, cosa que sería una falsa certeza, que no me excusaría de la culpa. Si en cambio me equivoco en buena fe, sigo siendo inocente, tengo derecho a ser tolerado y no puedo ser castigado. Este es el principio de la libertad de conciencia o de la libertad religiosa, introducido en los códigos civiles en el siglo XVIII tras la profundización moderna de la dignidad de la conciencia moral. [En la imagen: fragmento de "Resurrección de la hija de Jairo", óleo y papel sobre lienzo, de alrededor de 1546, obra de Paolo Veronese, conservado en el Museo del Louvre, París, Francia].